Hamacas de baño

Filters

Mostrando 2 resultados

Please add widgets to the WooCommerce Filters widget area in Appearance > Widgets

2 products

Las hamacas de baño representan una evolución en el cuidado diario de nuestro bebé. Se trata de una innovación en el sector, que en poco tiempo ha enamorado a todos los padres y las madres que han podido aprovecharlo con sus pequeños.

Las hamacas de baño hacen honor a su nombre, al haber sido diseñadas con forma de hamaca, aunque con una ergonomía especifica, que garantiza la sujeción del bebé en mayor medida a cómo lo consigue una bañera infantil.

Con estas hamacas de baño, podemos colocar al pequeño en ellas que, a su vez, pueden estar metidas en una bañera. De esta forma, podemos lavar sin problemas al pequeño, quien contará con mayor libertad de movimiento y disfrutará mucho mejor de este momento.

Con las hamacas de baño se consigue un aporte extra de seguridad y tranquilidad, durante una rutina diaria, que en algunos casos es un poco estresante. Si bien en el baño del bebé siempre debemos mantener toda la atención en su seguridad, con estos accesorios, podemos conseguirlo con mayor comodidad.

Para el pequeño también se ha demostrado que las hamacas de baño son beneficiosas. A diferencia de cómo se sienten en una bañera infantil, en estos accesorios tienen más libres las piernas y los bracitos, lo que siempre les permite más fácilmente chapotear en el agua y divertirse con sus juguetes.

A la hora de escoger la hamaca de baño más adecuada para cada niño, lo importante es fijarse en la ergonomía y la flexibilidad que ofrece, sobre todo para que el adulto que lo vaya a bañar pueda moverlo sin problema.

Todas nuestras hamacas priorizan la seguridad del pequeño, con materiales de la mejor calidad y que reduzcan en todo lo posible que se resbalen o que se sientan incómodos.

No obstante, es el adulto responsable de su baño el que debe decidir si se decanta por este tipo de hamacas o si prefiere en su lugar un asiento para el baño del bebé, igual de efectivo, pero optando porque el pequeño esté sentado.

Por descontado es importante que cualquier accesorio elegido, quepa sin problemas en la bañera. Nuestra recomendación es que la compréis adaptada al tamaño de la hamaca y no al contrario.

Por último, hay un aspecto de almacenaje importante a tener en cuenta. La mayoría de hamacas de baño se pliega. Gracias a ello, podréis limpiarla, secarla y guardarla en cualquier rincón, sin que moleste hasta volver a cogerla para el siguiente baño.