Gastos de envío gratuitos a partir de 50€ Descuento adicional por transferencia

Nutrición en el embarazo y cambios corporales

nutrición en el embarazo

Nutrición en el embarazo: Trimestres y Síntomas

La nutrición en el embarazo es un aspecto muy importante y que genera incertidumbre en la gran mayoría de mujeres embarazadas. En este artículos vemos las etapas del embarazo y los consejos nutricionales en función de la etapa en la que te encuentres.

En primer lugar, aclarar que la gestación conlleva determinados cambios físicos, funcionales y psicológicos compatibles con la salud. De manera excepcional pueden aparecer complicaciones propias del embarazo, las cuales vamos a tratar en este artículo.

A lo largo del embarazo, irás cogiendo peso como resultado del crecimiento del bebé, la placenta, el líquido amniótico y las reservas de grasas que vayas acumulando.

En general, la ganancia de peso considerada como “saludable” está entre los 10 y los 12 kg al final de la gestación. Aunque depende en gran medida de la constitución de cada mujer.

Durante el embarazo no debes iniciar ninguna dieta de adelgazamiento, no debes preocuparte tanto del peso ganado, sino ocuparte de seguir una alimentación saludable desde los primeros días.

Primer Trimestre del Embarazo

En este periodo son frecuentes los vómitos y las náuseas, debido a una hormona que se produce durante el embarazo (HCG).

Es importante tener en cuenta la duración de esas molestias y si imposibilitan la ingesta de alimentos o líquidos, ya que en algunos casos es signo de una  complicación (hiperémesis gravídica) y deberías acudir al hospital para tratarla lo antes posible.

Algunos consejos para paliar estos síntomas son:

  • Repartir tomas a lo largo del día, para evitar tener el estómago vacío cuando tengas náuseas.
  • No bebas agua en ayudas y come algo tumbada o sentada en la cama antes de levantarte (por ejemplo, fruta o biscotes)
  • Haz un buen reparto de los alimentos a lo largo del día; realiza entre 4 y 6 ingestas pequeñas y ligeras en vez de 3 muy copiosas y pesadas.
  • Prioriza las verduras fáciles de diferir como el calabacín, la calabaza, la zanahoria y las judías verdes y prepáralas al vapor, hervidas o al horno.
  • Para aliviar las náuseas en las fases iniciales del embarazo se recomienda el jengibre, la camomila, la vitamina B6 y/o la acupuntura, según las preferencias de la mujer y las opciones disponibles.

Debéis tener cuidado con el aceite esencial de hinojo porque puede ser tóxico en el 2º y 3er trimestre.

Nutrición en el Segundo Trimestre del Embarazo

La etapa más bonita del embarazo que, a veces, se puede ver complicada por estreñimiento, gases y mala gestión del apetito.

En general, es una etapa bastante tranquila y satisfactoria. Sentir a tu hijo en tu interior, además de transmitirte seguridad, te hace ser más consciente del estado en el que te encuentras.

Tus órganos internos como el corazón, el estómago o los intestinos tienen que ir recolocándose para dejar espacio al útero. Todo ello conlleva que puedas llega a tener algún problema circulatorio, digestivo, intestinal, urinario, etc.

Estos son algunos consejos que os damos sobre cómo solucionar el estreñimiento en esta etapa:

  • Es recomendable aumentar el aporte de fibra desde el primer trimestre siempre que no haya patología.
  • Añade verduras y frutas enteras en todas las comidas. Prioriza los cereales integrales. Incorpora frutas como el kiwi y cereales como la avena integral a tu dieta habitual.
  • Bebe suficiente agua a lo largo del día, así como de grasas saludables.
  • Camina y haz ejercicio físico cada día.

nutrición en el embarazo

Se pueden administrar suplementos de salvado de trigo o de otras fibras para aliviar el estreñimiento durante el embarazo si la afección no mejora tras la modificación del régimen alimentario.

Tercer Trimestre del Embarazo

Llega el último trimestre y a partir de aquí “todo” va a ir creciendo rápidamente.

El estómago ha quedado “arrinconado” en la parte superior y puede dificultar tus digestiones, así que debes comer menos cantidad, pero más frecuentemente, evitar acostarte inmediatamente después de las comidas y procurar no tomar alimentos pesados, picantes o gaseosos que hagan tu digestión dificultosa e incómoda.

Consejos para la sensación de acidez y reflujo en el estómago:

  • Evita los alimentos ácidos y picantes como el limón, pimentón, vinagre, etc.
  • No pases más de tres horas sin comer; come poca cantidad pero más veces al día.
  • Cena al menos dos horas antes de acostarte. Eleva la cabecera de la camama con algún cojín fijo.

nutrición embarazo

En Canción de Cuna, tienda de bebés en Granada y en Málaga colaboramos con Ángela Elvira, una nutricionista especializada en embarazo, por lo que nos ponemos a vuestra disposición para cualquier duda que tengáis. No dudéis en escribirnos en: canciondecunaredes@gmail.com. 

También, podéis seguirnos en Instagram, donde subimos contenido de interés para embarazadas y tratamos temas similares.

Comparte este artículo

Otros artículos

Descubre nuestros juguetes educativos

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Fusce efficitur ipsum risus, eu porttitor justo venenatis at. Pellentesque a dui vitae purus blandit dapibus sollicitudin sed